Entrar
    FloraPlantas endémicas    October 21, 2014  
Google Analytics Minimizar
  

FLORA ENDÉMICA RARA O AMENAZADA DE ENGUERA 
 
Las especies endémicas son probablemente la expresión más genuina de la personalidad biológica de un territorio. Poseer plantas endémicas significa a menudo tener paisajes vegetales exclusivos, tipos de vegetación propios que no existen en otros sitios del planeta. Estas especies están además íntimamente unidas a la historia e idiosincrasia de las gentes de la zona; algunas de ellas se han utilizado a lo largo de los siglos por sus virtudes medicinales, como plantas aromáticas o condimentarias o, simplemente, son especies que definen aquellos paisajes que forman parte de nuestra memoria colectiva generación tras generación. Conocerlas y defenderlas es, en consecuencia, una forma de respetar nuestra personalidad colectiva y nuestras tradiciones más genuinas.
 
Un endemismo casi exclusivo de la sierra de Enguera es el rabo de gato lanoso (sideritis sericea Pers.). Su aspecto es parecido al rabo de gato pero con tallos y hojas blanquecinos debido a la gran cantidad de pelos blancos que los cubre. Sus flores son de color rosado o amarillento y se cría en sendas y márgenes de caminos en el monte. Se localiza solamente en el macizo del Caroche y en la Sierra de Enguera - Ayora. Sus poblaciones son bastante escasas y no cuenta con un elevado número de individuos.
 
Otro endemismo interesante es el poleo de roca o rompepiedras (teucrium buxifolium Schreb. Subsp. buxifolium). Esta matita se cría exclusivamente en las fisuras de roquedos calcáreos. Posiblemente debido a su hábitat, se le considera una planta diurética, con capacidad de romper y eliminar las piedras del riñón. Es un endemismo del sudeste de la Península Ibérica, restringido a las sierras setabenses de baja y media altitud.
 
Por último, citaremos también como especie endémica del norte de la provincia de Alicante y sur de la provincia de Valencia, la margarita fina ( leucanthemum valentinum Pau ). Esta margarita puede alcanzar hasta 60 cm de altura y crece en herbazales, pedrizas, matorrales y cunetas.
 
Si dejamos estos endemismos que podemos encontrar por la zona del Majo y el barranco de la Hoz y nos centramos en especies raras en la Comunidad Valenciana, que además por desgracia son especies muy amenazadas, también en la sierra de Enguera nos encontramos con varios ejemplares.
 
Entre ellos podemos citar la grasilla ( pinguicula mundi). Esta planta vive en paredes calizas rezumantes orientadas hacia el norte. Es una planta insectívora que atrapa pequeños mosquitos, moscas, arañas e incluso mariposas con un líquido viscoso que despide sus hojas, posteriormente disuelve con un enzima las partes blandas de los mismos y digiere sus nutrientes. Se cuenta que estas plantas la emplean los lapones para cuajar la leche (los jugos que fabrica esta planta hacen que la leche forme unos grumos llamados requesón o cuajada). También se cuenta que fueron utilizadas en muchas partes de Europa para atrapar los piojos que infectaban las camas de la gente.
 
Otro especie interesante es la pelosilla de cueva ( chaenorhinum tenellum Cav ). Es una planta herbácea muy sedosa y grácil, cubierta de gran pilosidad blanquecina. Este endemismo de la Comunidad Valenciana fue descubierto por Antonio José Cavanilles en la cueva horadada, cerca del Peñón de los Machos (Ayora). El incremento de las actividades de ocio y la progresión de incendios forestales en su área de distribución han contribuido a mermar sus poblaciones, siendo una de las especies más amenazadas de nuestra Comunidad.
 
Sirvan estos ejemplos como representantes de la gran riqueza botánica de nuestras tierras y contribuyan a fomentar, valorar y respetar en general, todas las plantas que podamos contemplar en la Sierra de Enguera.
 
 
Santiago Sánchez García
Inicio | La sierra | El tiempo | Actividades | Flora y fauna | Incendios | Libro de visitas | Foro
  Copyright - (c) 2006 Adene   Términos de Uso  Declaración de Privacidad